| RSC

| con vocación de permanencia

somos plenamente conscientes de la aportación que la sociedad nos brinda para llegar donde estamos tras cien años de historia.

Para nosotros cobra especial relevancia la búsqueda de creación de valor para la comunidad que nos acoge, allí donde operamos.

Son muchas las actividades que desarrolla nuestro grupo de empresas, a veces en colaboración con la administración pública, que generan como resultado impactos positivos sobre la sociedad. Esto nos permite contribuir con el desarrollo de su propia actividad, al fortalecimiento de la sociedad y de la economía y, en definitiva, a la mejora de la calidad de vida de las personas con las que compartimos nuestra vida y nuestro entorno.

| ética social responsable

La actuación empresarial de nuestro grupo de empresas, en el entorno de nuestras actividades tiene un objetivo primordial: la generación de riqueza y bienestar social.

A tal efecto adoptamos una ética empresarial responsable cuya fórmula se recoge en los siguientes principios:

1. Cumplimiento de la legislación vigente.
2. Transparencia y confianza mutua con nuestros clientes.
3. Respeto de los Derechos Humanos.
4. Desarrollo favorable de las relaciones laborales.
5. Promoción de actuaciones de responsabilidad social.
6. Impulso de la comunicación y el diálogo.

| el camino que todos debemos seguir

| Pacto Mundial de las Naciones Unidas

Nuestra compañía viene renovando año tras año desde su adhesión al Pacto Mundial de las Naciones Unidas en el 2006 el compromiso que mantiene con sus Diez Principios, con su mantenimiento, su promoción y su fomento entre nuestros grupos de interés y demás implicados de nuestro entorno empresarial.

Con esta adhesión asumimos el compromiso de implantar y desarrollar sus Diez Principios ante el equipo humano, los clientes, los proveedores y ante la sociedad en su conjunto y a informar, pública y periódicamente, sobre las medidas adoptadas y los avances obtenidos.

El Pacto Mundial es una iniciativa internacional de carácter voluntario promovida por el Secretario General de las Naciones Unidas Kofi Annan, el 31 de enero de 1999, a todas las empresas, organizaciones laborales, ONG y otros agentes de la sociedad civil, con el objeto de lograr una ciudadanía corporativa mundial basada en valores éticos universales y en diez principios internacionalmente aceptados.

Sus principios están basados en los derechos humanos y laborales, en la defensa y protección del medioambiente y en la lucha contra la corrupción, y se derivan de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la Declaración de la Organización Mundial del Trabajo y de la Declaración de Río sobre Medioambiente y Desarrollo, y Lucha Anticorrupción.

Para más información visita este enlace

totallogistic.es | Informes de Progreso.

language